Diversidad familiar

Día a día cada vez más se observa una mayor pluralidad sobre los modelos de familia. A la familia tradicional (conformada por padre, madre y descendientes) se han ido sumando otras formas de presentación, como la monoparental que es la que está conformada por un padre o una madre y su(s) hijo(s) o la homoparental, que es aquella en la que los progenitores son del mismo sexo. 

 

No podemos negar que las técnicas de reproducción asistida han contribuido de cierto modo a estas presentaciones de familia. En la ciudad de México, por ejemplo, desde el 2010 se permitió el matrimonio entre personas del mismo sexo así como el derecho a la adopción, por lo que tanto los matrimonios heterosexuales como los homosexuales tienen oportunidad de acceder a las técnicas de reproducción asistida, para que de esta manera parejas de mujeres puedan formar una familia con hijos propios. En el caso de los hombres esto es posible con un útero en alquiler, legislación que está permitida en Tabasco desde 1997. En Jalisco la CNDH (Comisión Nacional de Derechos Humanos) impugnó el artículo 260 del código civil del estado, por considerar que viola la Constitución al establecer que los matrimonios sólo deben establecerse entre un hombre y una mujer.


PROCREARE ofrece la oportunidad de que toda mujer ya sea soltera o en pareja heterosexual u homosexual alcance el sueño de ser madre. 

Madres solteras

Actualmente la situación sentimental no es un contratiempo para que una mujer sin pareja pueda cumplir su anhelo de ser madre, ya que pueden acudir a un centro de reproducción para lograrlo. Una vez que se determina su estudio básico de fertilidad (estudio hormonal y permeabilidad de las trompas del útero) se determinan cuáles son las opciones para lograrlo. La técnica más sencilla por la que puede elegir, si no existe una contraindicación es la inseminación artificial con semen de donador. Sin embargo, cuando acuden después de los 35 años de edad, la calidad de los óvulos disminuye significativamente, por lo que puede llegarse a indicar técnicas de reproducción más complejas como lo es la fecundación in vitro

Madres lesbianas

 Si tu deseo es compartir la maternidad con tu pareja mujer tenemos un programa muy interesante llamado ROPA (de las siglas en inglés Receptive Oocyte from PArtner, donación de óvulos por la pareja), se trata de una fertilización in vitro  en la que una mujer da sus óvulos para ser fecundados por semen de donador, una vez fertilizados son colocados dentro del útero de la otra mujer. De esta manera ambas féminas son partícipes del embarazo.

Padres por útero subrogado

Ricky Martin, Carlos e hijos. Tomada de: cdn.revistavanityfair.es/
Ricky Martin, Carlos e hijos. Tomada de: cdn.revistavanityfair.es/

Cuando los hombres solos o quienes se encuentran en pareja y desean tener hijos recurren a una técnica llamada útero subrogado. Este procedimiento también se le conoce como "vientre de alquiler" consiste en que una mujer presta su útero para llevar el embarazo, cuyo hijo legalmente pertenece a otros padres. 


Este tipo de técnica también se reserva para parejas heterosexuales en las que la mujer tiene un útero con alguna malformación. En México sólo está permitido en Tabasco


En la maternidad por útero subrogado se pueden darse dos circunstancias:

  • La mujer que presta el vientre también aporta su óvulo. Este embarazo se obtiene ya sea por una inseminación artificial o una fecundación in vitro
  • La mujer que lleva el embarazo no tiene ningún vínculo genético con el feto ya que el óvulo puede ser aportado por una donadora (o de la mujer de una pareja heterosexual) y el semen del hombre soltero (o uno de los hombres de una pareja homosexual) o de quien solicita la subrogación. 

Obviamente existen otros modelos de familia, sin embargo, nos enfocamos en aquellos que las técnicas de reproducción asistida intervienen para su generación.