Así como existen personas que donan sangre de la misma manera existen quienes sensibilizados por el tema de la infertilidad deciden donar de forma altruista sus gametos. Son hombres y mujeres sanos, jóvenes y fértiles que pasaron por un riguroso control de calidad para poder dar sus células. 


¿Pero quiénes requieren esta modalidad de tratamiento? Dentro de las indicaciones se encuentra en primer lugar mujeres que postergaron la maternidad y cuentan con altas posibilidades de fecundar hijos con alguna alteración cromosómica o abortos, también si tienen falla ovárica prematura o son conocidas con alguna enfermedad genética. En el caso de los hombres, se les sugiere emplear semen de donador cuando el hombre no produce espermatozoides, si tiene alguna alteración cromosómica o es portador de una patología hereditaria. También se les indica en mujeres solteras o sin pareja masculina y que su útero esté íntegro.