La endometriosis es una enfermedad crónica común. Aunque las mujeres pueden ser asintomáticas, muchas mujeres se presentan típicamente con dolor pélvico, infertilidad o una masa anexial.

El tratamiento de la endometriosis en el aspecto reproductivo conlleva un número de preguntas clínicas.

La endometriosis es un enigma, un misterio aún no resuelto.Sin embargo, esto no sirve de consuelo a las millones de mujeres de todo el mundo que luchan contra esta enfermedad todos los días. Tampoco es fácil para los médicos, que quieren dar a estas mujeres el mejor tratamiento posible, porque no pueden prometer una cura definitiva. Por ende, la endometriosis sigue siendo un desafío para las que deben convivir con ella y para los que desean tratarla.

Pero, ¿Qué es la endometriosis? Podríamos definir que la endometriosis en una condición en la cual el tejido más interno del útero llamado endometrio, crece fuera del mismo, tales como ovarios, trompas de falopio, el área que existe entre la vagina y el recto y el revestimiento de la cavidad pélvica. Durante la menstruación, el endometrio ectópico (es decir, fuera de su lugar habitual) sangra tal como lo hace el tejido normal. Sin embargo a diferencia del tejido normal, éste no se desprende, sino que se fija en donde se encuentra previamente. Lo anterior puede causar inflamación, dolor y cicatrices en las trompas de falopio, ovarios y en la anatomía circundante reproductiva. 

El diagnóstico involucra una exploración física detallada en la cual el ginecólogo valorará síntomas frecuentes de la endometriosis, entre éstos están:

-Dolor antes y durante la menstruación
-Dolor al tener relaciones sexuales
-Infertilidad
-Fatiga
-Dolor intestinal durante la menstruación
-Otros malestares intestinales tales como diarrea, estreñimiento y náuseas.

Cabe recalcar que lo anterior ayuda al médico a sospechar la enfermedad, sin embargo, el estándar de oro para diagnosticarla sólo es mediante la cirugía, ya sea como un hallazgo incidental al momento de que se le realizó a la mujer un procedimiento quirúrgico por determinada razón, o ya bien en la búsqueda específica de la endometriosis, en este caso lo conveniente es realizar una laparoscopía.

La laparoscopía es una cirugía de mínima invasión en la cual se introduce una cámara por debajo del ombligo y dos pequeñas incisiones que se realizan a nivel de las crestas ilíacas. Este procedimiento permite al médico buscar tejido endometrial en los órganos reproductivos, pero a su vez se pueden retirar, es decir, la laparoscopía es un procedimiento diagnóstico y terapéutico. Por otro lado,  aún cuando se diagnostique la endometriosis y se retiren focos endometriósicos,esta enfermedad tiende a la recurrencia y no siempre mejora las posibilidades de embarazo (si la infertilidad es el problema que aqueja a la mujer quien la padece).
Endometrioma, endometriosis, quistes chocolate
Endometrioma en ultrasonido. Observe su tamaño en comparación con el útero (UT).

En el ultrasonido, algunas veces se pueden observar quistes en los ovarios que contienen líquido de ecogenicidad muy similar a la menstruación. Generalmente esos quistes contienen sangre y se le conocen como "quistes de chocolate" ya que la sangre vieja parece jarabe de chocolate. Si se observan esos quistes en el ultrasonido sugiere endometriosis. No todos los quistes deben ser retirados quirúrgicamente. Aún existen diferentes opiniones de expertos de qué tamaño se deben remover o no. 

Si tu problema es la infertilidad y sospechas o ya sabes que tienes endometriosis y deseas embarazarte,  es muy importante la valoración de un ginecólogo especializado en el área de la biología de la reproducción quien te orientará sobre los mejores tratamientos según sea el caso. Por otro lado, existen muchas opciones para controlar el dolor si este es tu principal molestia.