Desde la vida fetal nosotras como mujeres sufrimos el envejecimiento de nuestros óvulos, cuando tenemos 6-7 semanas de gestación contamos con aproximadamente 6-7 millones, al nacer 1-2 millones, en la pubertad 400-500 mil y solamente ente 400-500 óvulos contaremos en nuestra vida reproductiva. Esta disminución de los óvulos es inexorable y a diferencia de otros tejidos de nuestro cuerpo, los óvulos no se regeneran. Como podemos observar, la fertilidad femenina disminuye con la edad, sin embargo, existen estudios que nos ayudan para evaluar la reserva ovárica. 


Pero, ¿Qué es la reserva ovárica?

Claramente, las mujeres de la misma edad tienen respuestas a la estimulación ovárica muy diferente por lo que tienen diferente potencial reproductivo. El concepto de reserva ovárica refleja el potencial reproductivo en función del número y calidad de los óvulos. Una reserva ovárica disminuida describe a las mujeres en edad reproductiva quienes tienen menstruaciones regulares pero que su respuesta a la estimulación ovárica está reducida en comparación con mujeres de la misma edad.  Es decir, aunque en teoría una mujer sus ovarios pueden tener características de una persona mayor.


Existen diversos estudios con los que podemos valorar la reserva ovárica, y por ende, la edad del ovario, sería un perfil ovárico en los días menstruales (que incluye FSH, LH y estradiol), así como la cuenta folicular antral, mismo que consiste en la visualización por medio de ultrasonido transvaginal, de los folículos de cada ovario. A esto le podemos añadir otro estudio en sangre llamado AMH (homona antimulleriana). 


¿Por qué se disminuye la reserva ovárica?

En la mayoría de los casos, las causas de reserva ovárica disminuida son desconocidas. Otras causas conocidas es la exposición a agentes quimioterapéuticos, irradiación pélvica, anormalidades genéticas (síndrome de Turner, mutaciones FMR1), así como en fumadoras. 


¿A quiénes se les debe evaluar la reserva ovárica?

Aunque el número de óvulos y su calidad se declina con la edad, la fertilidad varía significativamente entre mujeres de edad similar. Cuando una pareja no ha logrado el embarazo, son candidatos para su evaluación.