Método del ritmo

Este método únicamente está indicado en aquellas mujeres que tienen ciclos menstruales regulares, que no están lactando y que mantienen relaciones sexuales poco frecuentes o bien que por cuestiones religiosas no les permiten otro tipo de métodos anticonceptivos.

Consiste en el cálculo de los días fértiles y que una vez hecho esto la mujer se abstiene de relaciones sexuales en ese periodo. Para calcularlo es necesario tener el registro de los últimos 12 ciclos y de éstos al ciclo que haya tenido una duración más corta se le debe restar 18 y al ciclo más largo 11. Por ejemplo, si tenemos que el ciclo más corto de una mujer fue de 25 días y el más largo de 32 obtendremos lo siguiente:
25-18= 7
32-11= 21

Este método es bastante inseguro, teniendo sólo una eficacia del 5-16%. Por esta razón muchas veces se combina con otros métodos como lo es La temperatura corporal basal y el método de Billings, de los que hablaremos más adelante.