Vacuna, virus del papiloma human, VPH, HPV, cervarix, gardasil

Sin lugar a dudas uno de los mayores éxitos en los servicios de salud de la humanidad es la vacunación, ya que se ha logrado erradicar enfermedades como la viruela y la poliomielitis. 

 

Un ejemplo de vacunación es contra el virus de la hepatitis B (VHB). Aunque esta vacuna está disponible desde 1982 pero no fue sino hasta 10 años después cuando se introdujo en el esquema de vacunación infantil, lo que logró reducir la incidencia de la enfermedad. Cuando esta vacuna se estableció sólo a personas de alto riesgo fue un fracaso. La solución se obtuvo hasta la prevención. En este mismo sentido debemos dar la bienvenida al avance que supone ser las vacunas contra el virus del papiloma humano (VPH), cuya transmisión sexual es muy parecida a la hepatitis B. 

 

La infección por VPH es causa necesaria pero no suficiente del cáncer cervicouterino (CaCU), además está relacionada en un 90% en el cáncer anogenital y otros cánceres genitales. Por otro lado se ha demostrado su eficacia frente a lesiones precancerosas. 


Pero, ¿Quién debe vacunarse contra la vacuna del VPH?

Para que funcionen mejor deberán aplicarse antes de que se inicie cualquier tipo de actividad sexual con otra persona. La Sociedad Americana contra el Cáncer recomienda su aplicación en niñas entre 12 y 12 años e inclusive de 9 años, también en el grupo entre 13 y 18 años en quienes no hayan comenzado la vacunación o que la dejaran incompleta. En las mujeres entre los 19 y 26 años deberá evaluarse por parte de su médico, si es recomendable o no, decisión que se tomará en base a la posibilidad de exposición previa al VPH y del beneficio potencial que obtenga de vacunarse. 

 

Mujeres mayores de 26 años

Este grupo de edad no fue incluido en los estudios iniciales que se hicieron para probar la eficacia de la vacuna del VPH, por esta razón la FDA (Aministración de Drogas y Alimentos, según sus siglas en inglés) no pudo aprobarla para este grupo de edad. Se ha visto que esta vacuna ayudó a proteger contra la infección a mujeres que no portaban previamente esos serotipos de VPH. 


¿Los niños pueden recibir la vacuna?

Sí. La FDA aprobó su uso para proteger a los varones contra el cáncer anal así como para la prevención de verrugas anogenitales. Al igual que con las féminas, estas vacunas deberán ser aplicadas antes de comenzar su vida sexual. Aún no se sabe si estas vacunas contribuirá a evitar que los chicos sean transmisores del VPH a sus parejas. 


¿Por qué se recomienda su administración en niñas entre 11 y 12 años?

En México el inicio de vida sexual comienza desde antes de los 15 años, por esta razón se recomienda iniciar con la vacunación a los 11-12 años porque en esta edad aún no han comenzado con las relaciones sexuales. 

 

¿Existen contraindicaciones para la aplicación de la vacuna?

Sí. Ninguna mujer que cuente con alergia al látex no debe recibir la vacuna Cervarix, mientras que aquellas que presenten alergia a la levadura no deben recibir la vacuna Gardasil ni Gardasil 9. Tampoco deben recibir esta vacuna cualquier persona que tenga reacción alérgica a cualquier otro componente de las vacunas que atente contra su vida o que haya tenido una reacción grave con una aplicación previa contra la  vacuna del VPH. 

Las mujeres embarazadas tampoco deben recibir ninguna vacuna contra el VPH, aunque las vacunas son seguras aún no existen estudios suficientes que lo respalden por lo que siguen bajo estudio. Si en dado caso una mujer embarazada recibe una aplicación de esta vacuna no es indicación para considerar la terminación del embarazo. Las mujeres que amamantan pueden recibir cualquiera de las vacunas con seguridad. 


¿Cuánto tiempo las vacunas previenen de la infección por VPH?

Debido al tiempo que tiene en el mercado aún no se sabe el tiempo que protegerá. La investigación actual, que lleva 6 años de seguimiento, demuestra que las vacunas son eficaces y no existe evidencia de que la protección disminuya con el tiempo. Sin embargo, las investigaciones continúan para esclarecer si será necesaria una vacuna de refuerzo.